Cerrado por mudanza

Termina una época y empieza otra.

Tras unos meses de estancia en esta dirección de Word Press, podréis encontrarme a partir de ahora en mi nuevo dominio www.odonmarti.com donde está alojado mi Blog, con nuevo diseño, estructura y secciones. Y optimizado para su lectura en todo tipo de dispositivos. Para seguir hablando desde allí de Marca Personal y Web 2.0.

Os espero…

Publicado en blog, Identidad digital, Marca Personal, Redes Sociales, Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Saben más de nosotros, que nosotros mismos

El titular de este post puede parecer ridículo por obvio. Llevamos tanto tiempo enviando a todo tipo de redes nuestros datos personales (conscientemente) y hábitos de navegación y compra (inconscientemente), que es evidente qué en algún megaordenador (es mejor no saber de quién), existe un retrato casi perfecto de quien somos y que nos gusta hacer y comprar.

El paso siguiente, un poco inquietante, es que las redes profesionales ya son capaces de ordenar nuestra vida laboral mejor que nosotros mismos. Eso tiene un respuesta técnica fácil. Los ordenadores tienen miles de procesadores trabajando simultáneamente y las personas una sola neurona (en el caso de los hombres).

Pero eso no puede esconder cierta preocupación en torno a que podemos perder el control sobre nuestra propia imagen con cierta facilidad.

Las nuevas aplicaciones de esas redes nos descubren día a día cosas que no sabemos o no somos capaces de ver.  Mi trabajo para crear marca personal en red para profesionales, hace imprescindible conocer  las herramientas que permiten mejorar nuestra imagen pública en Internet. Y en ello se descubren cosas interesantes.

Hace unos días envíe a un cliente un enlace a InMaps una aplicación de Linkedin que permite representar gráficamente la red de contactos profesionales.  Me contesto el mensaje diciendo. “Este software es muy interesante. Lo que me preocupa es que ha organizado mi red  de contactos mejor de lo que yo soy capaz”.

Sensación cierta y que he confirmado hoy probando My Web Career una aplicación que analiza nuestra presencia on-line bajo el título “What does your online presence tell potential employers about you?”. Cuando se introducen enlaces a los perfiles personales en Facebook, Twitter y Linkedin, y en apenas unos segundos, dibuja un perfil bastante exacto del valor de nuestra imagen y/o reputación on-line mostrando olvidos y carencias de las que uno no se había dado cuenta.

Antes, no hace mucho, cualquiera de nosotros podía escribir sobre su trayectoria profesional permitiéndose el lujo de cometer un error o dejar algún cabo suelto, aunque fuese de forma involuntaria. Y sólo lo veía una persona, o muy pocas. Ahora,  las herramientas a disposición de cualquiera empiezan a ser tan perfectas que en el momento de hacer pública nuestra experiencia y capacidad profesional, hemos de ser extremadamente cuidadosos para elaborar un perfil sólido y coherente. En caso contrario, el error se paga caro.

Continuará….

Publicado en Marca Personal, Redes Sociales | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

¡ Que viene el lobo !

¿Qué sabemos de el?. No gran cosa desde luego. Que es azul y que en principio no muerde, aunque lo parece.

He pensado en ello porque en la última reunión de tuiteros (perdón por el palabro) a la que asistí antes de Navidad, se pronunció en algún momento la palabra “Tuenti” y en la sala se escuchó de inmediato un murmullo de desaprobación. Como si alguien hablara de Tata en un encuentro del Club Ferrari.

Me llamó la atención el repelús que causó la palabra entre el respetable, que incluía gente muy destacada y activa de Social Media en Barcelona. Y viendo la noticia de que Tuenti abrirá sede en la ciudad para intentar captar talento y programadores, y asentarse en una zona que se le resiste, he pensado que o los catalanes somos muy raros. …. O lo son todos los demás.

Lo digo por las cifras. En Cataluña la red Tuenti es prácticamente desconocida y su nivel de conocimiento es ridículo, casi inexistente. En el resto de España, en cambio, las cifras son espectaculares. 80% de penetración entre jóvenes de 11 a 20 años y 14% para Facebook. En Cataluña 75% para la red de Zuckerberg y 5,5% para Tuenti.

Sus ofertas me parecen muy similares, y el hecho de que a Tuenti se acceda por invitación resulta anecdótico. También se accedía en su día por invitación a GMail y se ha visto el resultado. No termino de entender el desconocimiento con que desde aquí se observa su crecimiento.

¿ Porque es una red de críos ?. Tampoco es cierto del todo. El perfil de usuarios es indudablemente bastante más joven, pero no mucho más que el de Facebook hace pocos años y ahora son los más jóvenes los que buscan otras redes porque en FB les pide amistad hasta su abuela.

No planteo nada a favor ni en contra de una u otra red. Me parece curioso el fenómeno. Divertido, incluso. Las dos son azules, las dos ofrecen más o menos lo mismo (páginas de empresa incluidas) y van a tener un espectro de público cada vez más amplio que podrá hacer, aplicación más o menos, cosas muy parecidas – falta ver, no obstante, el impacto de la entrada en Tuenti de Telefónica – .

El titular del post se explica porque la apertura de una sede en Barcelona, aunque oficialmente busca reclutar técnicos de primer nivel, significará también algún tipo de esfuerzo suplementario para atraer usuarios en Cataluña. Entre otras cosas, porque los patrocinadores agradecerán poder ampliar las campañas que ya realizan con éxito en Madrid, Andalucía, Aragón, Galicia, etc.

¿Vendrá el lobo que se está comiendo a los usuarios de casi toda España y conseguirá lo mismo aquí?. Será interesante comprobarlo.

Continuará….

Publicado en Redes Sociales | Etiquetado , | 2 comentarios

¿Y si les mandamos a paseo?

Llevo días dándole vueltas a un asunto que merece unas líneas en el Blog y del que sería muy interesante recibir opiniones. Comentando con un cliente la entrada en redes sociales de su empresa, y la posibilidad de recibir críticas de todo tipo, hablamos sobre la necesidad de fijar un protocolo de respuesta ante la posibilidad de encontrar a personas, los conocidos “Brand Detractor” que emiten criticas sistemáticas a una marca y sus productos.

En estos casos, el manual dice que al cliente siempre hay que darle la razón, sobre todo en redes sociales, donde un visitante cabreado (con razón o sin ella) puede ser fuente de muchísimos problemas.  Hablábamos de como contestar, atendiendo al que protesta, prometiendo solucionar el problema y enjabonando a todo quisque para evitar males mayores.

En algún momento alguien dijo: ¿Y si al que no le gusta lo que hacemos le contestamos diciendo que nosotros trabajamos así. Y que puede irse a otro sitio?.

Y ese comentario lanzado al vuelo tiene más miga de la que parece. Y comencé a pensar en la posibilidad de convertir esa idea en una estrategia. En una forma de actuar que puede ser tan rompedora como interesante y dar buenos resultados.

Recuerdo cuando trabajaba en un diario deportivo. Nos encontramos una vez ante un lector que protestaba casi a diario por teléfono porque no incluíamos la información de su deporte preferido. Y cuando lo hacíamos se quejaba que el espacio era muy reducido. Internet no existía y trabajábamos con un material muy extraño llamado papel que no es de goma y que no puede aumentar su tamaño de un día para otro (y tampoco tiene links). Al principio le contestábamos dando explicaciones de todo tipo pero ante su insistencia un día le mandamos a paseo. Le dijimos, muy educadamente, que si no le gustaba nuestro producto, lo más práctico era ir al quiosco y comprar el diario de la competencia. No le gusto, evidentemente, y al director tampoco, pero creímos haber hecho lo correcto.

Digo esto, porque tal vez toque reflexionar sobre si es el momento de abandonar lo políticamente correcto que nos está convirtiendo a todos en mentirosos patológicos y decir las cosas por su nombre. Educadamente, pero por su nombre. Y si alguien en las distintas redes (y hablo desde la perspectiva de una empresa) se queja reiteradamente de un producto o de la estrategia de una marca, simplemente porque no le gusta, mandarlo con toda la corrección a paseo recomendando que compre productos de la competencia. No hay que confundir con la atención, obligada e imprescindible, al que protesta con razón porque no ha sido atendido correctamente o que expresa una reclamación correcta y mesurada.

¿Que puede pasar? Yo creo que nada grave. Seguramente mejoraremos nuestro protocolo de crisis quitándonos de encima a más de un pesado. Y empezaremos a hablar todos con más claridad. ¿Quien se atreverá a ser el primero?

Continuará …….

Publicado en Redes Sociales | Etiquetado , , | Deja un comentario

El valor de la Marca Personal

O apareces bien posicionado en los buscadores o no existes. Esto es algo que saben desde hace tiempo todas las marcas y empresas. No es ninguna novedad y se dedican a ello muchas horas de trabajo y millones de euros en inversiones. Para las compañías el tema esta muy claro, por una cuestión de supervivencia.

Esa preocupación, muy seria, se extiende ahora a los profesionales, a las personas. Porque todos ellos están sufriendo ya el síndrome del algoritmo, un virus que nos ha infectado a todos y que, traducido al lenguaje de la calle, es la posibilidad de desaparecer de la red y de los buscadores porque una maquina sin sentimientos considera en base a un algoritmo matemático que no somos los bastante importantes para aparecer en una lista.

En esas condiciones, el profesional (médico, ingeniero, abogado, diseñador o periodista) simplemente deja de existir y se reducen de forma dramática sus posibilidades de mejora o cambio de empleo. No es justo pero es así y el antídoto se llama Marca Personal.

El valor de la Marca Personal se conoce desde hace tiempo. Sin embargo, una situación económica estable restaba importancia a esta cuestión. ¿A quien preocupaba su promoción personal en Internet si ya tenía el trabajo asegurado por muchos años? Todo eso ha saltado por los aires. Quien tiene un buen empleo hoy puede no tener nada mañana. Eso y la consolidación definitiva de las redes profesionales, están provocando la revalorización de la Marca Personal y un campo de trabajo muy atractivo en el que estoy empleando buena parte de mi tiempo.

Porque la verdad es que estamos todos muy desprotegidos ante esta situación. La extrema rapidez con que se suceden los cambios tecnológicos, provoca que mucha gente con inteligencia, preparación y aptitudes se encuentre ante caminos sin salida y no sepa que hacer. Ello provoca una angustia notable ante la evidencia de que se navega en Internet con una cierta solvencia o una ola te envía al fondo del mar. Redes si, por descontado. ¿pero cuales y para que? y ¿de que forma hay que presentarse en ellas?. Son preguntas que plantean respuestas valiosas. Cada persona es un mundo y construir su Marca Personal resulta extremadamente interesante.

Y eso vale para cualquier sector, para cualquier profesión. Y el ejercicio más sorprendente es comprobar que contarle a los demás como somos nos obliga en primer lugar a preguntarnos a nosotros mismos que somos, y que sabemos hacer. Lo que resulta en muchos casos un autoexamen realmente valioso.

Realizar esta labor de asesoramiento personal para crear para cada persona una Marca Personal coherente y atractiva, y enseñar también las herramientas de productividad que permiten navegar en la Red sin perder los nervios, es un reto muy interesante para quien ofrece sus conocimientos y una garantía de futuro para quien los recibe.

Publicado en Marca Personal | Etiquetado , | Deja un comentario

El síntoma Delicious

Mal asunto el que nos plantea el más que probable cierre de Delicious. No sólo porque perdemos una magnífica herramienta y un buscador de primera categoría, sino porque la maniobra de Yahoo es un síntoma preocupante.

Y es que la gratuidad es muy cara, sobre todo para el que la paga. Disfrutamos de magníficos servicios on-line por los que no pagamos ni un sólo euro. Es posible que paguemos con otro tipo de moneda, aportando datos personales y hábitos de navegación y consumo. Pero como se está demostrando, eso no es suficiente.

A lo largo de mucho tiempo, hemos colocado en una nube cientos de enlaces e información que para nosotros tiene un enorme valor. Es nuestra información. La hemos escogido, etiquetado y guardado como un tesoro personal. Hay muchísimas horas de trabajo colgadas en un servidor. Y muchos de nosotros nos hemos despertado esta mañana pensando que vamos a hacer con todo eso, donde lo vamos a llevar y si en el camino perderemos algun enlace importante.

Y el problema, creo yo, es que no pagamos nada por una buena herramienta de trabajo. Y algo tendrá que cambiar, nos guste o no. Servicios como Delicious han mostrado su enorme fragilidad cuando le recesión económica ha obligado a los gestores a tachar gastos de sus listas. Este ha sido el primero y la pregunta importante es cual puede ser el siguiente.

Ante ello creo que vale la pena plantearse una cuestión.

¿ Pagaría Vd. 10 o 15 Euros al año por disfrutar de un servicio de este tipo. ?. Yo si, desde luego. El precio podría ser incluso más barato dada la enorme escala de usuarios. Y también pagaría una cantidad razonable por un Webmail de calidad, una red profesional, y por algunas cosas más. Sería la garantía de usar y disfrutar servicios estables, rentables y colocados en nubes a salvo de ventoleras inesperadas.

La reflexión será obligada. Y lo que nos parece elemental e indiscutible en el día a día, como es pagar por aquello que nos permite vivir y trabajar con más comodidad, deberá trasladarse a la red.

Por cierto, si alguien conoce buenas alternativas a Delicious, que publique por favor la información en todas partes.

Continuará…..

Publicado en Redes Sociales, Sin categoría | Etiquetado , | 1 Comentario

Wikileaks. ¿ El principio del fin de una red libre ?

El caso Wikileaks y las presiones que Estados Unidos y otros países están ejerciendo sobre la red para cerrar los servidores que alojan la publicación plantea una posibilidad inquietante.

¿ Será el fin de Internet tal como lo conocemos ahora ? Me encantaría equivocarme pero me extrañaría mucho que las cosas sigan igual en el futuro. Una red en la que cualquiera pueda publicar cualquier cosa desde cualquier sitio es algo demasiado peligroso para los que mandan, que no pueden soportar que la gente sepa como se cocinan realmente las relaciones políticas y económicas entre países.

El impacto ha sido (y será) demasiado grande. La revelación, a ojos de muchos, demasiado evidente. Se expulsa Wikileaks de un servidor y se muda a otro, se bloquean los dominios pero desde docenas de Tweets se ofrecen a todo el mundo nuevas direcciones. Presiones y contrapresiones. Amazon cede y expulsa a Wikileaks de su servidor y miles y miles de personas afirman públicamente que jamás volverán a comprar un sólo libro en su tienda provocando un brutal descalabro a la imagen de la marca

Todos los poderosos del mundo se ven retratados por una red que se les escapa de las manos. ¿ Hasta cuando ? O mucho me equivoco o algo pasará. Estoy seguro que en menos de un año surgirán leyes que permitirán al presidente de EE.UU., al de la Unión Europea, o a quien sea, desconectar la red en parte o en todo cuando les interese. Una militarización de los bytes que circulan por el mundo en nombre de la “seguridad nacional”. Porque finalmente, la red y sus mensajes circulan por infraestructuras propiedad de unas pocas compañías, fácilmente presionables por los gobiernos.

Será un momento trascendental. Alguien decidirá o ha decidido ya que Internet está muy bien siempre y cuando sea para comprar entradas para el cine o billetes de avión, pero no para que Wikileaks o sus sucesores cuenten la verdad de las cosas. La cuestión será si el resto de la gente será capaz de permitirlo.

Porque habrá más Wikileaks. Aunque detengan y juzguen a Julian Assange, el fenómeno está en marcha. La franquicia se extenderá por todo el mundo porque siempre habrá quien buscando la verdad, dinero o alguna venganza personal haga públicos documentos que comprometan a otros muchos. Y alguien lo publicará urbi et orbi si la red se mantiene tan libre como hasta ahora. Por eso todo está en peligro.

El tema merece una reflexión porque están en juego muchísimas cosas. Y para empezar, dos enlaces muy interesantes. Uno de un post de Enrique Dans en torno a las presiones de EE.UU y otro de eCuaderno hablando de Wikileaks y su impacto en los medios de comunicación tradicionales.

Continuará…….

Publicado en Redes Sociales, Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario