En manos de un algoritmo

Apareces en primera página del buscador o no existes. Esta es la realidad hoy día para miles de negocios, empresas, proyectos y personas que dependen de un motor de búsqueda que les garantice visibilidad y negocio. Durante los últimos meses me he dado cuenta de hasta que punto estamos en manos de una maquina gobernada por un algoritmo cuya fórmula es más secreta y tiene más valor que la de la Coca Cola.

Y además, ese algoritmo cambia de opinión y de amistades con una frecuencia difícil de asimilar. Lo que ayer funcionaba perfectamente hoy ya no vale y una página en la que se han empleado cientos de horas y miles de euros cae y cae hasta que nadie la encuentra.

El funcionamiento interno de un motor de búsqueda siempre me había parecido algo imposible de entender hasta que que mi compañero de postgrado en La Salle Xavier Colomés publico un artículo sensacional en su blog Top Rankin, cuya lectura os recomiendo: ¿Cómo funciona Google?

La conclusión es que las máquinas y sus algoritmos, spiders y otros inventos deciden por nosotros sin que lo sepamos, y eso tiene un punto siniestro.

En la película “2001, una odisea en el espacio”, un ordenador lo controlaba todo hasta que empezó a controlar incluso la vida de los astronautas. Hal, porque así se llamaba el artefacto, empezaba a tener ideas propias y los humanos decidieron recuperar el control de su vida con un procedimiento tan rupestre como desconectar a mano algunos enchufes. Quizás tendremos que hacer algo parecido algún día.

No se si es una pregunta pertinente a primeros de agosto. Lo que más apetece en estos días es contemplar la puesta de sol con una caipirinha en las manos, y las neuronas no están a máximo rendimiento. Sin embargo, creo que vale la pena dedicarle unos minutos. El éxito profesional de miles de personas y empresas se halla en manos de un algoritmo. Así de simple.

¿ Que opináis ?

Anuncios

Acerca de Odón Martí

Estrategia en Redes - Marca Personal
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a En manos de un algoritmo

  1. Las civilaciones antiguas (e incluso las modernas) le llamaban “dios”, los agnósticos, ateos y demás descreídos, le llamábamos “destino”, pero ahora sabemos la verdad: el algoritmo es quien rige nuestras vidas.
    Ha sido muy instructivo saberlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s