Ponga una contraseña en su vida

Y utilícela correctamente, porque en caso contrario, alguien acabará suplantando su identidad dándole un disgusto serio. Esta es una de las ideas recogidas en un interesante debate sobre la identidad digital realizado hoy en Caixa Forum y organizado por Barcelona Digital Centre Tecnologic.

El tema, por supuesto, no es nuevo. Se producen cientos de casos a diario a causa de uno de los muchos aspectos que la red aun no ha resuelto. Cualquiera puede hacer cualquier cosa en cualquier sitio en nombre de cualquier otro. Rubén Mora, jefe de la unidad de delitos informáticos de los Mossos d´esquadra ha advertido de un espectacular aumento de suplantaciones de identidad con muchos fines.

Ninguno bueno, por descontado. Casos que, además, son jurídicamente sancionables en pocas ocasiones. La desidia con la que las principales redes sociales controlan la proliferación de nicks y perfiles falsos y/o duplicados es otra de las causas del problema.

Ha quedado en el aire la sensación de que no se puede hacer nada (de momento) ante un problema muy grave, ya que afecta directamente la credibilidad y los proyectos de todas las empresas que quieren introducirse en Redes Sociales. También se hablado de cómo la identidad digital y la correcta presencia en la red es fundamental para encontrar (o mantener) nuestro puesto de trabajo, tema que merece un post por si solo.

El tema de las contraseñas viene a cuento porque otra de las ponencias correspondía a Josep Bardallo de Passwordbank, empresa dedicada a seguridad y que ha explicado como se están mezclando sin remedio las credenciales que usamos en nuestra actividad privada y profesional. Como todo se interrelaciona en eso que llaman “Cloud”, la nube que se supone hemos de ver cada mañana al abrir la ventana esperando que una ventolera no se la lleve a otra parte (y con ella nuestros bits).

También ha quedado claro que la cosa se complica por momentos, que día a día nos hemos de enfrentar a un montón de ID y passwords, todos distintos, y el poco control que tenemos sobre todo eso. Una herramienta única de validación para todo y para todos es el objetivo en el que trabaja mucha gente para solucionar esta cuestión.

Me he acordado en ese momento de mi abuelo. Con 70 años llevaba siempre encima un montón de llaves. Se acordaba perfectamente para que era cada una rezando cada mañana para no perderlas. Tenía tantas que ni se le ocurría hacer una copia. Y un día, cosas de la edad, ya no sabía que puerta abría cada una.

¿Gestionamos bien nuestras llaves electrónicas?, ¿Sabemos que puerta abre cada una?. Estoy hablando de usuarios normales, no de empresas. Seguramente se utiliza una fácil para todo para no recordar problemas con una difícil, pero eso es pan comido para un hacker, que la puede triturar en cinco minutos para acceder a cuentas bancarias, entre muchas otras cosas. Seguramente no hay copia de seguridad o está escrita en casa, a la vista de muchos, o en una nota teóricamente invisible en el móvil que se puede perder en cualquier lugar. La usurpación de identidad, en muchos casos, comienza por ahí.

Continuará …….

Anuncios

Acerca de Odón Martí

Estrategia en Redes - Marca Personal
Esta entrada fue publicada en Identidad digital, Redes Sociales, Seguridad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s