Wikileaks. ¿ El principio del fin de una red libre ?

El caso Wikileaks y las presiones que Estados Unidos y otros países están ejerciendo sobre la red para cerrar los servidores que alojan la publicación plantea una posibilidad inquietante.

¿ Será el fin de Internet tal como lo conocemos ahora ? Me encantaría equivocarme pero me extrañaría mucho que las cosas sigan igual en el futuro. Una red en la que cualquiera pueda publicar cualquier cosa desde cualquier sitio es algo demasiado peligroso para los que mandan, que no pueden soportar que la gente sepa como se cocinan realmente las relaciones políticas y económicas entre países.

El impacto ha sido (y será) demasiado grande. La revelación, a ojos de muchos, demasiado evidente. Se expulsa Wikileaks de un servidor y se muda a otro, se bloquean los dominios pero desde docenas de Tweets se ofrecen a todo el mundo nuevas direcciones. Presiones y contrapresiones. Amazon cede y expulsa a Wikileaks de su servidor y miles y miles de personas afirman públicamente que jamás volverán a comprar un sólo libro en su tienda provocando un brutal descalabro a la imagen de la marca

Todos los poderosos del mundo se ven retratados por una red que se les escapa de las manos. ¿ Hasta cuando ? O mucho me equivoco o algo pasará. Estoy seguro que en menos de un año surgirán leyes que permitirán al presidente de EE.UU., al de la Unión Europea, o a quien sea, desconectar la red en parte o en todo cuando les interese. Una militarización de los bytes que circulan por el mundo en nombre de la “seguridad nacional”. Porque finalmente, la red y sus mensajes circulan por infraestructuras propiedad de unas pocas compañías, fácilmente presionables por los gobiernos.

Será un momento trascendental. Alguien decidirá o ha decidido ya que Internet está muy bien siempre y cuando sea para comprar entradas para el cine o billetes de avión, pero no para que Wikileaks o sus sucesores cuenten la verdad de las cosas. La cuestión será si el resto de la gente será capaz de permitirlo.

Porque habrá más Wikileaks. Aunque detengan y juzguen a Julian Assange, el fenómeno está en marcha. La franquicia se extenderá por todo el mundo porque siempre habrá quien buscando la verdad, dinero o alguna venganza personal haga públicos documentos que comprometan a otros muchos. Y alguien lo publicará urbi et orbi si la red se mantiene tan libre como hasta ahora. Por eso todo está en peligro.

El tema merece una reflexión porque están en juego muchísimas cosas. Y para empezar, dos enlaces muy interesantes. Uno de un post de Enrique Dans en torno a las presiones de EE.UU y otro de eCuaderno hablando de Wikileaks y su impacto en los medios de comunicación tradicionales.

Continuará…….

Anuncios

Acerca de Odón Martí

Estrategia en Redes - Marca Personal
Esta entrada fue publicada en Redes Sociales, Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s